Doce Tribus
943.63.23.16
 
 
Hola Invitado, login
 
Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x
La comunidad...

Saludos amigos, pensamos en los que estáis confinados en vuestras casas, en ciudades o pueblos. Queremos invitaros a conocernos y a que conozcáis nuestra vida, una vez que pase esta situación especial. Os invitamos a comer y a charlar, y a participar en nuestra vida.  

Pensamos que esta anormal tragedia del Covid 19 es fruto de que el ser humano se ha ido apartando de los designios del Creador, cuya intención era que después del Diluvio y la torre de Babel, los pueblos, culturas, naciones y razas permanecieran en sus territorios (Génesis 10). Hasta hace un siglo o menos la vida misma les obligaba a ello ya que dependían de los recursos naturales y humanos de su entorno más inmediato. Por lo que “trabajarás con el sudor de tu frente” (otro designio del Creador para el hombre) era en aquel entonces la realidad de vida para la gran mayoría. Movido por Satanás, quien juega con el egoísmo y la avaricia del ser humano, éste ha ido buscándose una vida más cómoda y próspera, resultando en todo tipo de inventos que el hombre no necesita y que han culminado en esta sociedad de súper consumo sin sentido. La intención del Creador era mantener al hombre cerca de los valores originales de su conciencia (el conocimiento instintivo del bien y el mal) y el vivir en un pueblo donde todos te conocían y veían lo que hacías, trabajando duro para traer sustento para los tuyos, ciertamente conducía a considerar bien tus acciones.

Un gigante con pies de barro

Hay profecías en la Biblia acerca de los últimos tiempos. Una de ellas dice “Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y el conocimiento aumentará” (Daniel 12:4). Ciertamente está hablando de estos tiempos, en los que la ciencia e internet han multiplicado el conocimiento y el viajar se ha facilitado y ha proliferado tanto, sea por motivos de ocio o profesionales. Bien, he aquí entonces una de las causas de la expansión del corona virus. De un país se ha extendido rápidamente a todo el mundo. Es una consecuencia natural del modo de vida y sociedad que Satanás ha ido formando por su influencia sobre el género humano en el último siglo, estimulándoles a la comodidad y el placer. Se nos están empezando a mostrar las consecuencias de las comodidades de la vida moderna.

No resulta difícil deducir que esto es sólo el principio de lo que se nos avecina. En los próximos cincuenta años este tipo de acontecimientos serán más recurrentes. Así profetizó nuestro Maestro Yahshua acerca de los tiempos del fin, “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares” (Mateo 24:7-8; Lucas 21:10-11) No habrá adelanto técnico o científico que pueda evitar que tales cosas ocurran, ni aún en un futuro.

Confinamiento

Se está haciendo cada vez más claro que estamos empezando a cosechar lo que hemos sembrado, por nuestro egoísmo colectivo e individual. Ahora estamos todos confinados, y ahí vemos lo que somos y lo que tenemos, si es que tenemos algo. Es como si el dedo de Dios estuviera sobre cada uno de nosotros, y ¿qué haces, te resistes o te derrites? Es como un pequeño saboreo del confinamiento total del alma y el espíritu en que nos encontraremos, en la más aguda soledad y remordimiento, el día en que nuestro cuerpo físico deje de funcionar. Parecería que Él nos quiere avisar, en su amor, de que estamos ignorando (algunos más, otros no tanto, y otros completamente) la vocecilla de la conciencia que nos susurra en nuestro interior. La mala conciencia te llevará a ese confinamiento en total soledad y remordimiento. Eso es la muerte de la que Él nos quiere librar.

¡Libertad!

Mas no queremos dejaros sólo con el oscuro panorama de la realidad y de lo que se nos avecina. ¡Podemos ser libres de todo ello! El mismo Yahshua de hace 2000 años nos ha salido al encuentro y nos ha mostrado la libertad que hay en ser verdaderamente perdonados de nuestra mala conciencia y no vivir para nosotros mismos, sino para servirnos y amarnos unos a otros. Esto es sólo posible en el Cuerpo del Mesías, la comunidad* Él vino y rompió con la tendencia egoísta y corrupta del ser humano. El efecto espeluznante que causaron Su vida y mensaje en su tiempo fue porque no vivía para sí mismo, sino que se negó a sí mismo para servir al Padre y a los seres humanos, amando. Por eso el Padre pudo poner su amor en Él, amor que supera los límites del amor humano. ¡Él conquistó el egoísmo (los pies de barro del gigante que es esta sociedad) y por tanto, la muerte (el confinamiento)!

Por eso nos hemos aferrado a Él como única esperanza de nuestra vida, abandonando completamente todo lo demás. Hemos renunciado a vivir para nosotros mismos, para que Su amor esté en nosotros y nos motive.

Lo único que va a tener verdaderas consecuencias en esta tierra y traerá el final de esta perversa sociedad es un pueblo de hombres y mujeres negándose a sí mismos para amar como Yahshua. Eso es el Reino de Dios. Esa va a ser la piedra que va a golpear en los pies del coloso, trayendo su fin (Daniel 2:44). Solo la cruz, que es lo mismo que decir negarse a sí mismo, no vivir para uno mismo y seguir a Yahshua nos da la victoria sobre las fuerzas que rigen esta enferma sociedad actual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Si, literalmente comunidad. Vivimos juntos como los primeros discípulos.

 

.

Revistas


Tiempo de Reunirse

“De nuevo te edificaré, y serás reedificada, virgen de Israel! ...y saldrás a las danzas con los que se divierten.” —Jeremías 31:4

El Cordero de Andrés

¿Sabes lo que es entregar tu posesión más preciosa? ¿Alguna vez has tenido que dar tu mejor camisa? Para Andrés, el sacrificio suponía un pequeño...

Video


Danzar en circulo

Puede que nos hayas visto danzando en algún lugar o evento.  Quizá hasta llegaste a danzar con nosotros.

Cuando la disciplina cesó...

¿Cómo será la siguiente generación? La delincuencia juvenil sigue aumentando. ¿Será por las leyes que impiden el derecho de corrección de los padres?

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Avatar
Captcha *
Espera por favor!
Publicaciones recientes
  • El mundo entero se encuentra pegado a sus dispositivos inteligentes, que te dan la capacidad de...
  • El joven padre sostenía preocupado el precioso cuenco, mientras su hijo trataba de alcanzar la...
  • Trabajo en la construcción, y por lo general en ciudades saturadas de tráfico. Un día común como...
Newsletter

Suscribirse