Doce Tribus
943.63.23.16
 
 
Hola Invitado, login
 

La Pascua es una de las fiestas que el pueblo santo de Dios guarda.

La Pascua conmemora el día que el ángel de la muerte pasó de largo por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto y castigó a los egipcios. Los Israelitas, siguiendo las instrucciones de Moisés, habían sacrificado un cordero y pintado con su sangre los postes y el dintel de la puerta[1]. En la Nueva Alianza, la Pascua representa el sacrificio de nuestro Maestro Yahshua y nuestra liberación de “Egipto”, que simboliza el mundo.

Durante esta fiesta se elimina toda levadura de las casas[2]. La levadura produce una fermentación que representa el poder corruptivo del mal. Solo hace falta un poco de levadura para que toda la masa se leude[3]. La comunidad de creyentes es una casa sin levadura.

La Pascua sería un ritual ridículo si nos limitáramos a limpiar la levadura de nuestros hogares y no fuéramos diligentes en erradicar toda influencia corruptiva de nuestra casa espiritual. La fiesta solo puede guardarse en sinceridad y verdad[4], esto es, con honestidad transparente, genuina pureza e inmaculada inocencia. La levadura representa los malos espíritus que solían influenciarnos en nuestra vieja vida en el mundo y que seguirán tratando de corromper nuestra nueva vida en el Mesías y separarnos unos de otros.

Es un tiempo para juzgarnos a nosotros mismos y ver qué cosas no están separando de nuestros hermanos. Es un tiempo para estar agradecidos por el sacrificio de Yahshua, nuestro cordero de pascua a través de quien somos perdonados.

1. Éxodo 12:22 [atrás]
2. Éxodo 12:15 [atrás]
3. Gálatas 5: 9; 1 Corintios 5:6 [atrás]
4. 1 Corintios 5:8 [atrás]
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Avatar
Captcha *
Espera por favor!
Publicaciones recientes