Doce Tribus
943.63.23.16
 
 
Hola Invitado, login
 

Creemos que la tarea más importante de la iglesia en la tierra es educar a sus hijos para que entren en el reino de Dios. Si un niño no recibe una educación adecuada, el resto de su vida será miserable, fácilmente inducido a error, con falta de vitalidad, integridad y verdad. Dios siempre ha instruido a su pueblo para que hagan todo el esfuerzo posible para educar a sus hijos de acuerdo a sus mandamientos.

 “para que temas al SEÑOR tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te ordeno, tú y tus hijos y tus nietos, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados.

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.” (Deuteronomio 6:2,7)

Nosotros, como discípulos de Yahshua somos responsables de obedecer toda la Palabra de Dios, y es en obediencia a ésta que debemos asumir la educación de nuestros propios hijos. No podemos meramente enseñarles entre los 6 y 16 años, sino que debemos instruirlos y disciplinarlos diligentemente desde la infancia hasta que adquieran la capacidad de juzgarse a sí mismos responsablemente.

Nuestro Padre ha provisto el ambiente perfecto para desarrollar esta tarea en el entorno de la comunidad, donde prevalece el orden de Dios, bajo su buen gobierno.

En este entorno nuestros hijos están siendo preparados de acuerdo al propósito de Dios, para alcanzar la meta más alta en esta vida, entrar en el reino de los cielos.

LAS PROFUNDAS CONVICCIONES RELIGIOSAS QUE COMPARTIMOS

Nuestros hijos son nuestro futuro. No solo tenemos un gran deseo de que desarrollen al máximo su potencial, sino que consideramos que la educación de los hijos es un mandato divino, un derecho inalienable del niño y la responsabilidad de los padres. El sentido común enseña que es normal que los padres quieran que sus hijos les sigan. La comunidad apoya a los padres para llevar a cabo esta responsabilidad de educar a sus hijos. Queremos que nuestros hijos sean capaces de pensar claramente, comunicarse efectivamente, juzgarse a sí mismos y juzgar todos los asuntos de la vida de acuerdo a un criterio justo. Queremos que desarrollen plenamente su potencial en todos los aspectos de su persona: mental, físico, espiritual, emocional y social.

Están siendo educados para desempeñar funciones y desarrollar el "nuevo orden social" en el que viven, y también a funcionar dentro de la sociedad; por esto, no solo se les enseñan las leyes de Dios, sino también cuáles son sus derechos, privilegios y responsabilidades como ciudadanos dentro de la sociedad y a entender su funcionamiento y el del Gobierno de la nación española. Queremos preservar y estimular en ellos el deseo innato de aprender para que nunca dejen de crecer en entendimiento y sabiduría. Queremos que sean responsables de sus pensamientos y obras, hombres y mujeres de recursos, capaces de escuchar y aprender de los demás, ser creativos y ejercitar su imaginación. Queremos que sean seres humanos despiertos capaces de adaptarse a cualquier circunstancia en la que se encuentren. Nuestra filosofía de educación está completamente integrada dentro de nuestras creencias religiosas, por lo tanto hablar de educación es hablar de creencias religiosas y su libre ejercicio.

Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios y que ésta debe ser el fundamento sobre el que edificar nuestras vidas. No nos estamos inventando nada nuevo, vivimos cómo vivían los primeros discípulos (Hechos de los Apóstoles2:44).

Jesús dijo que no hay mayor amor que dar la vida por tus amigos y esto es lo que hacemos unos por otros diariamente. Todo nuestro trabajo y esfuerzo esta puesto al servicio de nuestros hermanos y hermanas en la comunidad. Pensamos que esto es el Reino del que el Mesías hablaba y es la característica que nos diferencia de la sociedad establecida donde cada uno vive principalmente para sí mismo. Llevamos muchos años viviendo de esta manera y estamos experimentando que es posible. Sabemos que si todos los hombres vivieran así se acabarían todos los problemas que el mundo sufre y nuestra esperanza es que así será un día. Estamos convencidos de que esta vida que nosotros experimentamos hoy, llenará toda la tierra algún día.

La alianza del matrimonio, el respeto de los hijos hacia los padres, la unidad familiar son valores muy importantes para nosotros. Enseñar a nuestros hijos a ser respetuosos y amorosos unos con otros y con todos es la piedra fundamental de nuestra educación. Buscar la unidad y la paz con los demás es básico en nuestra vida. La violencia no tiene lugar en nuestro medio. Creemos también que este modo de vida es la única esperanza de salvación para la humanidad, y nuestro Maestro Yahshua (Jesús) es el único hombre que obedeció perfectamente este mandamiento. Como pueblo, convencidos de corazón y por motivo de conciencia hemos escogido vivir de acuerdo a su Palabra y su Camino. No podemos apartarnos de esto. No tenemos otra esperanza.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Avatar
Captcha *
Espera por favor!
Publicaciones recientes